Backloggery

Buscar en este blog

2011/12/28

¿Qué pasó mientras tanto?: Kingdom Hearts - 358/2 Days

El mundo de los videojuegos es muy, muy extenso; nunca acabamos de probar todas las experiencias que nos puede ofrecer este sector, al igual que no saboreamos todas las mieles que otros aspectos culturales, como la música o la literatura, pueden llegar a darnos. Ya es un hecho: los videojuegos no son sólo un pasatiempo, son todo un arte. Un espectáculo tan emocionante como cualquier película u obra de teatro; tan sobrecogedor como la mejor y más dramática de las operas o dramas, o tan trabajado como la mayor de las historias jamás plasmadas en una hoja de papel. La magia de un buen título se extiende a éstos y a muchos otros aspectos.

Logo del título que nos concierne.
Pero, desgraciadamente, hay gente, o compañías, mejor dicho, que aún no se dan cuenta de que los videojuegos no son sólo un modo de sacar pasta; detrás de todo buen juego hay cariño, dedicación y ganas de conseguir un gran producto. Cariño para cuidar cada detalle al máximo. Dedicación para no dar las cosas por hechas antes de la cuenta; por poner un ejemplo, siempre es importante testar lo creado y comprobarlo bien. Y las ganas sirven para que ese videojuego no sea sólo un mero sacacuartos, sino un trabajo asombroso que guste a la gente, profundo, divertido. Una compra de la que el usuario no se arrepienta ni venda en el GAME a la primera de cambio.

Portada de Kingdom Hearts 358/2 Days.

Hay muchos tipos de sacadineros. Generalizando, los juegos basados en películas lo son: normalmente no son más que anexos al propio film, hechos para que la gente a la que le ha gustado el largometraje se gaste también unos cuantos euros en el videojuego homónimo. Suelen hacerse deprisa y corriendo para estar en las tiendas al mismo tiempo que la película, así que, muchas veces, están llenos de bugs o errores. Por compensar tanta difamación, diré que, por supuesto, no todos los juegos de este estilo son malos. Hay joyitas sueltas, como el mítico Spiderman 2, que nos demuestran que un producto “de merchandising” puede llegar a hacerse brillantemente bien.

Uno de los artworks oficiales: se nos muestra a Axel, Roxas y Xion en la túnica de la Organización.
Los crossovers son otros de los juegos que tratan de aprovecharse del bombo conseguido por los personajes o sagas individualmente para crear un nuevo producto. Algunos son raros a morir y de dudosa calidad (¿Alguien recuerda “Spyro Fusion” y “Crash Bandicoot Fusion”? ¿Por qué eran minijuegos si son personajes que se hicieron famosos por sus juegos de plataformas?) y otros más cuidados y divertidos (Mario Y Sonic en los Juegos Olímpicos, si bien podría haber salido mejor). Lo innegable es que lo importante no es quiénes se encuentren, sino cómo se enfoque. Y, en este aspecto, los chavales de Square-Enix y Disney hicieron un trabajo soberbio. Bienvenidos al extraordinario mundo de Kingdom Hearts.

No faltan jefes finales gigantescos. Éste es Lado Oscuro, uno de los más recurrentes en la saga.
Kingdom Hearts es una inmensa saga que aúna nos universos de Final Fantasy y Disney (y, próximamente, The World Ends With You, también de Square-Enix), siendo su personaje principal un héroe totalmente ajeno a ambos mundos. Sora, portador de una legendaria arma conocida como “llave-espada”, será el encargado de restablecer el orden perdido entre los diferentes mundos que forman el Universo, utilizando su arma para sellar las diferentes cerraduras que se esconden en cada uno de ellos y luchando a su vez contra los “sincorazón”, unas extrañas criaturas nacidas de la oscuridad de los corazones de la gente. Pero, como todo gran héroe, Sora no está solo: su epopeya se basa al principio en poco más que volver a su mundo natal, las Islas del Destino, y rescatar de paso a sus extraviados amigos de la infancia Kairi y Riku, siendo la primera su... ¿novia? y, el segundo, su rival. Además, en su búsqueda, Sora contará con dos personajes que todos conocemos muy bien: el Pato Donald, mago de la corte, y Goofy, el patoso capitán de los Guerreros Reales, ambos enviados por el magnánimo Rey Mickey y su esposa, la Reina Minnie, en busca y ayuda del "portador de la llave-espada". Así, durante sus aventuras, Sora se encontrará con personajes clásicos de Disney (Tarzán, Aladdín, Jack Skelleton…) así como con héroes de diferentes juegos de la saga Final Fantasy (Tidus y Wakka de FFX, Cloud de FFVII, y algunos otros que han cambiado un poco con el tiempo), y deberá ayudarles en sus respectivos mundos a acabar con la oscuridad que se cierne sobre ellos. Pero no es de Sora de quien tenemos que hablar en esta ocasión.

Roxas también se encuentra con carismáticos personajes de Disney. ¡Alfombra!
La historia de Kingdom Hearts: 358/2 Days se basa en Roxas, el otro yo de Sora. Y es que, en cierto punto de la trama del primer juego, Sora se convierte en un sincorazón y, como sabremos posteriormente, por cada sincorazón que nace se crea a su vez un incorpóreo, un ser que anhela tener un corazón y es tan peligroso como cualquiera de sus oscuros alter egos. Así, Roxas acaba uniéndose a un organismo llamado Organización XIII, y, durante el juego, se nos narran los 358 días y medio que el joven pasa allí, y, de paso, se rellena ese hueco tan y tan amplio que hay entre Kingdom Hearts y Kingdom Hearts II, siempre con la ayuda de Kingdom Hearts: Chain of Memories, para Game Boy Advance. En la Organización XIII, nuestro nuevo héroe intimará con Axel, el número VIII de la Organización, y Xion, el misterioso número XIV. No quiero contar mucho más porque, en esta saga, el mínimo detalle puede ser un spoiler del copón, así que quedaos con que ahora controláis a los malotes. Y los malotes molan. …No, realmente no, pero las fangirls locas os dirán que algunos les ponen burracas. Como Marluxia. Dios, cómo odio a Marluxia.
La famosa Organización XIII, con Roxas y Xion al frente.
Vale, ya os he contado la vida de Sora y sus coleguillas, pero, ¿qué tipo de juego es realmente Kingdom Hearts? Básicamente, es una saga de estilo A-RPG; esto es, si bien el personaje evoluciona por nivel, habilidades y demás aspectos técnicos, tales como fuerza, defensa o velocidad, siempre nos queda el punto de habilidad que se necesita en los juegos de toda la vida. Kingdom Hearts no es un RPG por turnos; en él controlamos a nuestro héroe como si de un Link cualquiera se tratase, haciéndole saltar, machacar y defenderse a nuestra libre elección en emocionantes combates en tiempo real. Como en FFXII pero bien hecho (lolU). Así, es necesario subir de nivel para hacer frente a los rivales, pero no basta ser una mole para ganar a cualquiera, creando así un buen balance entre entrenamiento y pericia como jugador que, personalmente, me encanta (aunque me pone las cosas difíciles porque mi pericia ralla la inexistencia).

La trama contiene momentos intensos en los que los protagonistas deberán elegir entre ellos mismos el propósito común.
Dejaré a un lado el sistema de los demás juegos para centrarme en cómo se estructura 358/2 Days. A diferencia de otros títulos de la saga, en esta entrega mejoramos y editamos a nuestro personaje a base de un sistema de paneles: absolutamente todo se organiza desde allí. El equipamiento, los objetos y hasta los niveles han de ser adjudicados mediante paneles. De este modo, por ejemplo, por muchas pociones que tengamos, no podremos usar más que las que tengamos puestas en las diferentes casillas del panel. A falta de adjudicar nada, nuestro nivel será siempre 1, y nuestra arma, la simple Cadena del Reino (llave-espada estándar que se ve en casi todos los artworks del juego y con la que empezamos siempre los demás títulos, al menos que yo sepa.). Las armas, generalmente, tienen ranuras dentro, que nos permiten añadir unidades de diferentes tipos que, por ejemplo, mejoran nuestra fuerza, magia o nos dan nuevas habilidades, a veces incluso transformando el propio arma. Este sistema vale para todos los personajes, por lo que, si nos gusta una configuración en la que digamos que tenemos un personaje con grandes dotes para el ataque aéreo, generalmente todo personaje las tendrá también siempre y cuando no cambiemos los paneles. No llevan las mismas armas; no todos los personajes son iguales; pero, en esencia, el control es el mismo. Aunque eso es algo que prefiero que decidáis vosotros mismos si creer o no. De todos modos, es un sistema un tanto extraño y al que cuesta acostumbrarse, y más si hemos jugado a los demás juegos previamente, lo cual, por otro lado, es recomendable.

A la izquierda, el intrincado sistema de paneles. A la derecha,  una imagen de la pantalla inferior, con el mapa y el objetivo.
Además, no como en las ediciones anteriores, 358/2 Days sigue un argumento basado en misiones diarias: cada día la Organización nos mandará una o varias misiones que debemos cumplir para avanzar en la trama. Los desafíos van desde misiones de reconocimiento hasta vencer jefes finales, pasando por acabar con un número de sincorazón o encontrar algo en concreto dentro de un área. En principio le da variedad al juego, pero a veces resulta cansado que nos manden siempre hacer las mismas cosas. Al menos, para que no haya tanta misión de relleno, muchas veces encontraremos que de golpe adelantamos 10 o 20 días, y más de una vez nos alegrará ver que, POR FIN, avanzamos. Ése es, para mí, uno de los puntos más flojos del juego: se repite mucho.

Pantalla de selección de personajes, sólo disponible en el modo Duelo. Aquí se muestran los trece miembros originales de la Organización.
Hablemos ahora del control, y es que me sorprende. Siendo sinceros, el juego comienza con un control pésimo que, por alguna razón, no podemos cambiar hasta avanzar en la aventura. Finalmente, el propio juego nos avisa de que un nuevo modo de control está disponible, siendo éste infinitas veces más cómodo y parecido al control al que nos acostumbramos en entregas previas. Aunque, hasta entonces, y perdonad la burda expresión, las podremos pasar muy putas: la cámara no da señales de moverse si no tocamos la pantalla táctil (SALVO CUANDO PEOR NOS VIENE, CLARO ESTÁ) y el atacar en general puede volverse insufrible. Una vez conseguimos el nuevo control, nos movemos por el menú pulsando X repetidamente hasta llegar a lo que necesitamos, y con A lo elegimos; la cámara, como debe ser, se mueve con L y R, siendo la pantalla táctil un mero mapa que nos indica, además, la progresión de la misión y qué debemos hacer en ella. B se reserva para saltar e Y para acciones especiales como rodar o bloquear. Mejor que tener que quedarse inmóvil mientras buscas las puñeteras pociones en el menú, lo que sea.

La amistad entre estos tres es uno de los ejes del juego.
Algo que aún no he mencionado es, además, una de las principales novedades del juego. Kingdom Hearts 358/2 Days incluye, a diferencia del resto de títulos de la saga, un modo multijugador para hasta 4 personas, donde se pueden afrontar misiones cooperativas pudiendo elegir a cualquier miembro de la Organización XIII... y algunos extras (COME AT ME, RIKU). Los personajes no están demasiado equilibrados, pero sin duda es un modo que le da más vida al juego, especialmente por su dificultad, y que seguro gustará a todos aquellos fans de la saga que, hasta ahora, se entristecían por no poder jugar con sus amigos a estos títulos. Una pena que no tenga opción Wi-Fi; tendrás que juntarte en persona con tus amigos para poder dar caña a los sincorazón con su ayuda.

Como muestra, un botón: pequeño screenshot del modo multijugador.
Lo he dicho un guiritón de veces y lo seguiré diciendo: no-sé-analizar-bandas-sonoras. Además, si el juego es bueno, los gráficos me dan tan igual que ni me fijo en ellos, así que diré lo de siempre, por cumplir: la banda sonora no me ha pegado mal al oído; son las canciones de Kingdom Hearts que todos adoramos, algunas incluso extraídas de los propios largometrajes de Disney y otras con ligeras variaciones para la ocasión (Y SALE UTADA HIKARU). Los gráficos van muy bien para ser una Nintendo DS normal y un juego de 2009; los enemigos están bien definidos, los personajes aún más y las cinemáticas tienen buena calidad tanto de vídeo como de audio. Una joyita, al menos para mí. Aunque claro, suelen decirme que yo no tengo gusto.

El juego cuenta con cinemáticas de mucha calidad en las que se narra la historia.
Venga, concluyamos ya que me estoy quedando sin cosas que decir, corchopán. En definitiva, todos los que hayáis jugado (con gusto) a entregas anteriores de Kingdom Hearts disfrutaréis como enanos una vez más en esta ocasión, machacando sincorazones (y los botones de vuestra consola), descubriendo qué leches le pasó a Sora en el Castillo del Olvido (de ahí el título del artículo, por cierto), comprobando si los incorpóreos son realmente tan inconmovibles como parecen y, finalmente, averiguando qué es realmente la Organización XIII, cuáles son sus propósitos y qué pinta el buenazo de Roxas en medio de todo ese tinglado. Con un soberbio argumento, un estilo de juego que engancha al más pintado y un sistema un tanto cabroncete, 358/2 Days es una gran manera de saciar vuestro apetito de RPGs si veis que Sefirot se os está follando muy descaradamente en los demás títulos de la saga.
Admitidlo.

Ficha técnica:
Título: Kingdom Hearts - 358/2 Days (キングダムハーツ 358/2 Days)
Categoría: Videojuego
Género: Action-RPG
Año: 2009
Desarrollador: Square-Enix/h.a.n.d. Inc
Consola: Nintendo DS (Compatible con Nintendo DSi y Nintendo 3DS)
País de origen: Japón
Textos: Español
Voces: Inglés

Lo mejor:
-Mantiene la magia de las entregas anteriores de Kingdom Hearts y ata muchos cabos sueltos.
-El modo Desafío y su multijugador; un puntazo.
-Divertido, emocionante, gracioso...

Lo peor:
-...pero las misiones son muy parecidas y acaba siendo repetitivo.
-El control al principio es horrendo.
-El sistema por paneles no acaba de convencer.

Nota: 8,5 (Es mi nota favorita LOLOL)

2011/11/14

Filosofía barata: Matrix

¿Alguna vez habéis sentido que sois los únicos que experimentáis algo? Como si fuera una sensación que, como los demás no tienen, no pueden comprender. La explicas con pelos y señales y parece que te toman por loco. Pues a mí eso me pasa constantemente. Tengo déjà vus todo el tiempo, sobre todo de conversaciones en clase. Por ejemplo: el otro día, hablando con un compañero sobre Historia, ya que me estaba explicando una cosa para un examen que teníamos en unas horas, llegó un momento en el que la escena me sonó tanto y hasta tal punto que, durante aproximadamente un minuto, supe de antemano todo lo que iba a decir. Incluso supe en qué momento un compañero iba a cortarle para corregirle. Tenía las palabras exactas en mi cabeza, y la escena también la había visto, exactamente desde el mismo punto. Siempre nos cambiamos de sitio, así que no es algo que pudiera haberse dado antes, puesto que además era nuestro primer examen de Historia del curso. Pero no es ésta la sensación de la que quiero hablaros. Es esa sensación de soledad ideológica. Cuando parece que eres el único con una opinión, y que la gente crea que estás mintiendo. Lo que todos consideran horrible e infumable a ti te encanta. Como que estudiar te acabe gustando, sea de un modo u otro, por poneros un ejemplo más simple y que case con la situación.

De izquierda a derecha: Trinity, Neo y Morfeo.

Es curioso cómo a veces la obligación acaba convirtiéndose en algo tan genial. Admitámoslo; pasa poco, pero esas pocas veces en las que pasa, es morrocotudo. De repente, encontramos un tema que nos gusta en la asignatura que peor se nos da y conseguimos sacar una buena nota porque lo hemos entendido a la perfección; o cuando creemos que un día de trabajo va a ser un coñazo y nos acaban pasando cosas buenas, siempre se nos queda una sonrisa en la cara para el resto de la jornada. Mi caso fue un poco diferente, pero puede entenderse del mismo modo. A mí, para entender a Platón, me recomendaron ver Matrix. De hecho, fue el propio profesor quien nos lo comentó, alegando básicamente que nos servía para rellenar texto en el examen. Al final sólo lo mencioné una vez, pero la película es sí me pareció fantástica.

Estos señores de aquí son sólo uno de los malotes de la película.
Como nunca se sabe lo que conoce la gente de cine (yo desde luego poco), os voy a contar por encima el argumento. Tras una guerra entre humanos y máquinas en la que los autómatas se alzaron con la victoria, todos los seres humanos del mundo están siendo usados como fuente de energía para suministrar al mundo de las máquinas. Los humanos creen vivir a finales del siglo XX, pero en realidad es todo una realidad inventada conocida como Matrix, construida para mantener a los humanos mentalmente activos mientras se usa su energía térmica. Sin embargo, fuera, en el mundo real, hay una resistencia que aún lucha contra las máquinas.
Nuestro héroe, Neo, es uno de los hombres que creen que Matrix es el mundo real. Siendo allí un hacker muy importante, es localizado por Morfeo, quien consigue llevarle hasta la verdad y despertarle del letargo en que las máquinas le tenían sumido. La razón de que Morfeo eligiese a Neo para sacarle de allí fue su manera de pensar, muy cercana a la realidad; y sus dotes, ya que creía que éste podría ser el elegido que acabase con las máquinas. Así, Morfeo, Neo y Trinity, una chica de la resistencia, tratarán de liberar a todos los humanos de las garras de las máquinas.
La razón por la que me fue sugerido que viese esta película es porque está llena de tintes filosóficos e incluso literarios, pero ese segundo apartado no lo domino. No os voy a aburrir con detalles, ya que en primer lugar os spoilearía y en segundo lugar no os interesa en absoluto (lol). Y si os interesa, ver el largometraje será siempre mejor que el que te lo cuenten, ¿verdad? Sólo os diré que, en palabras de los propios directores y guionistas, los hermanos Wachowski (fijo que les pegaban en el colegio con ese apellido), ellos inventaron poco. En la película se ven constantes referencias a Platón y sus teorías, por poneros el ejemplo del que hablo, pero eso no es todo (¿He oído por ahí "Sigue al conejo blanco"?). Además, según he oído, aunque no he comprobado, bebe mucho de Ghost In The Shell, la cual tendré que ver algún día. ...Sí, sí, vale, no me matéis, que los Narutards somos así.

No todo es filosofía en Matrix.
El guión está muy bien planteado. Es una historia que a mucha gente le parece difícil de entender, pero en realidad está muy bien pensada, y nos hace preguntarnos muchas cosas acerca de nuestra vida en sí (Bueno, a la gente normal sí, a mí no.). El concepto de los dos mundos es muy sólido, y el desarrollo hace que todo este intrincado sistema cobre un sentido que al principio parecía no poseer. Es una película que trata sobre la fragilidad de la existencia, de cómo todo nuestro mundo puede desmoronarse de golpe al conocer una verdad que la mayoría de gente desconoce, y de cómo muchos preferirían vivir en la ignoracia a pesar de que exijamos tanta verdad a nuestros gobernantes. Realmente es un tema a debatir, aunque probablemente no llegásemos a ninguna conclusión clara.
Esto hace que no sea una película adecuada para todo el mundo, al menos en lo que a los matices se refiere. Siempre podemos bajar el volumen a la tele y conseguir así una peli de disparos y kung-fu chachiguay.
Imagen de la secuela, la cual no he visto. Pero ya sabéis que a la gente le gusta hacer sagas.
Ahora, lo que nadie quiere saber pero yo lo cuento igualmente: ¡mis impresiones!
No se puede decir que Matrix sea una película muy vieja (es de 1999), pero aún así me sorprendió el nivel de efectos que alcanzaba. Probablemente porque en estos temas estoy tan perdido como un pulpo en un garaje, o tal vez porque todo lo que he visto ha sido cine de serie B o similares. De todos modos, las escenas de naves y cápsulas me sorprendieron cuando las vi, así como el efecto Matrix (no el salto, congelación de pantalla, giro y patadón, sino que todo el mundo se convierta en letritas verdes).
Los personajes me encantaron, sobre todo Cypher, aunque no os contaré más de él que os spoileo. Eso sí, que durante toda la película se pasen hablando de lo buena que está Trinity cuando es una tía esquelética y que parece que tenga arrugas me hizo pensar en cómo debían ser las demás entonces. Y el agente malvado, bueno, me pareció simplemente muy épico. Tan frío, tan máquina de matar... y tan confuso a veces. Mola cuando no entiendes una mierda de lo que dice alguien. (XD)
Como siempre, en el apartado sonoro me fijé sólo lo justo y necesario, pero qué voy a hacerle. Sólo deciros que la música me pareció adecuada. Y según leo en Wikipedia fue galardonada, así que tan mal no estará. (?)
Efecto Matrix.
En conclusión, Matrix es una película que hará las delicias de aquellos que estén dispuestos a verla detenidamente, o mejor dicho, escucharla. Con una animación genial y unos personajes carismáticos, amén de una historia envolvente y sólida, se conforma como lo que ya tenía entendido: una auténtica obra maestra de la ciencia ficción. Si bien no es la película de "pumpumpum" a la que estamos acostumbrados últimamente, sí que contiene una buena cantidad de acción, pero muy dosificada entre tanta historia. Estad atentos, pues no hay nada que sobre en el film. Y disfrutad de la lluvia de datos.

Ficha técnica:
Título: Matrix (The Matrix)
Categoría: Cine
Género: Ciencia ficción, acción
Año: 1999
Guión y dirección: Hermanos Wachowski (Andy y Larry Wachowski)
Duración: 136 minutos
Estudio: Village Roadshow Pictures/Silver Pictures
País de origen: Estados Unidos/Australia

Lo mejor:
-Genial ambientación.
-Historia profunda y que hace pensar.
-Acción chachi.

Lo peor:
-No gustará a todo el mundo por tener demasiada charla y ser a veces difícil de entender.
-Si Trinity está buena yo debo ser Mister Universo.
-No tiene realmente ideas propias, casi toda la cinta está basada en conceptos anteriores.

Nota: 8,5

2011/10/30

Los vascos también viajamos en el tiempo: Coca-Cola Erdi Aroan

Los vascos somos la polla. Y no es que lo diga yo, es que me remito a los hechos. Durante toda la historia, vosotros los mortales habéis necesitado complicadas máquinas, extraños experimentos o incluso algo de enajenación mental para poder viajar en el tiempo. ¿Qué frikazo no ha querido un DeLorean para recrear las escenas de la película Regreso Al Futuro? Señores, se han esforzado ustedes en vano. Los vascos nos lo hemos montado mucho mejor. A nosotros nos bastan cosas naturales para viajar en el tiempo. Como... una cueva. Para que volváis a construir estúpidos cachivaches de grotesco aspecto y mala funcionalidad, pringaos…
¿Os suena esta portada? Sí, ya apareció en un artículo anterior.
Ése es básicamente el argumento de Coca-Cola Erdi Aroan (Coca-cola en la Edad Media): dos chicos, Mikel y Aitor, mientras exploraban una cueva de la región de Ataun, descubren un pasadizo que no aparece en los mapas de la gruta de los que disponían. Curiosos, entran en él, pero pronto pierden el contacto dentro del estrecho hueco a pesar de ser un único camino. Aitor, a quien nunca perdemos de vista, se acaba despeñando dentro del agujero, y, cuando se levanta, se da cuenta de que ha salido al exterior. Su compañero no está por los alrededores… ni los alrededores en sí son como deberían. Se encuentra en un paraje que reconoce, pero muy a duras penas: no hay casas, los bosques son más frondosos, y la gente viste de manera extraña, en otras palabras, ha viajado al pasado. Tras ser tomado por ladrón, brujo o incluso demonio y sortear varios obstáculos, Aitor se encuentra "por casualidad" con Diego, un joven de la época a la que ha ido a parar (alrededor de 600 años en el pasado). El chico en cuestión, convencido de que ese extraño ser es un enviado de los cielos, le pide ayuda a Aitor para que le ayude a rescatar a la novia que le arrebataron, ya que era de una clase social más alta y no querían que estuvieran juntos. Así, Aitor deberá encontrar no sólo a su compañero perdido, sino también a la chica de su nuevo amigo y admirador, valiéndose tan solo de su ingenio y de la mochila que le acompañaba en su excursión cavernaria.

Durante su epopeya temporal, Diego y Aitor se ganarán el favor de un rey gracias a una simple aspirina, sortearán a tropas enemigas avistándolas con prismáticos o conseguirán infiltrarse en la prisión donde están Mikel y la novia de Diego con la ayuda de una linterna, por ejemplo. En un camino lleno de peligros, enemigos y obstáculos, nuestros héroes habrán de abrirse paso a través de una guerra, animales salvajes o soldados, todo con la meta de acabar volviendo cada uno a su casa... o época.

En lo referente al libro en sí, he de decir que me ha gustado mucho. Si bien es un tema bastante manido el de los viajes en el tiempo, me ha parecido que se cuenta de una manera curiosa y amena, aunque me hubiera gustado tener un diccionario a mano mientras lo leía en el pueblo. No es un libro muy largo (ronda las 150 páginas), así que es fácil deducir que no cuenta con muchas de esas descripciones infinitas que tanto odio y tan prescindibles y tediosas me parecen. Es parco en metáforas, por lo que no hay que comerse mucho la cabeza pensando en qué querrá decir. Sencillo y directo, Coca-Cola Erdi Aroan nos cuenta de un modo efectivo lo que va transcurriendo en la historia, sin necesidad de adornos en excesom aunque quizás sí que utilice un lenguaje un tanto más difícil de lo que fuera necesario. De todos modos, eso no es malo. Nunca se conoce demasiado vocabulario.

Como defecto, lo que parece ser un factor común en los libros que leo últimamente: Coca-Cola Erdi Aroan no cuenta con versión para mortales. Es decir, que si queréis disfrutar de las aventuras de Aitor y Mikel en la Edad Media, es indispensable que dominéis el euskera (o que tengáis una base y un diccionario al lado LOL). Además, el hecho de que se mezclen dos épocas cuyos lugares difieren en nombre es a veces confuso, ya que acabas por no saber exactamente dónde están los protagonistas, de dónde vienen o a dónde van, sobre todo porque dos nombres casi iguales (Ataun y Athaun) representan lugares diferentes en cada era. Sí, los vascos somos unos complicados pero lo compensa el hecho de que seamos tan geniales, atractivos, graciosos, majos, simpáticos, deliciosamente sarcásticos y que hagamos ruidos raros cuando nos da por ahí.

Resumiendo, Coca-Cola Erdi Aroan es una buena lectura en general. Directo, interesante y exclusivamente vasco, le da un giro a los viajes en el tiempo de siempre, juntando factores de dos épocas para crear una historia consistente y bien definida. De corta duración pero de lectura un poco complicada a veces, y un final quizás demasiado escueto, Migel Angel Mintegi nos sumerge en el año 1400 con una visión bastante acertada de esa era. Y llaman cerveza del paraíso a la Coca-Cola.
Con razón. Voy a ver si me queda alguna en la nevera...

Ficha técnica:
Título: Coca-Cola Erdi Aroan
Autor: Migel Angel Mintegi Larraza
Editorial: Ibaizabal
Colección: Ekin
Idioma original: Euskera
ISBN: 84-8325-234-1

Lo mejor:
-Ritmo rápido.
-Historia interesante y bien planteada.
-Ilustrado, que se agradece de vez en cuando.

Lo peor:
-El nombre de los lugares hace que sea confuso en ocasiones.
-Quizás utilice un vocabulario demasiado específico.
-El tema de los viajes en el tiempo: ¿quizás ya demasiado manido?

Nota: 8

2011/09/21

El retorno


Vivo a día 29 de agosto. Son las 2:02 de la madrugada, acaba de terminar el domingo, último día completo aquí en mi pueblo, Canalejas de Peñafiel, situado en Valladolid. Han sido dos semanas bastante difíciles de definir en pocas palabras, pero por suerte soy una persona a la que no le importa extenderse a la hora de hablar, y espero que a vosotros no os importe leer más de lo que deberíais. Hagamos un pequeño repaso.

Como suponía, me he dedicado a la lectura en bastante profundidad. No he leído todo lo que me traje, pero sí una gran parte. 3 revistas (de 5), un tomo de manga (de 6), uno de cómic (de 2) y 2 libros (de 2), amén de un libro que encontré aquí, pero es más una curiosidad que algo reseñable: se trata de una especie de diccionario local que recopila en sus páginas jerga y expresiones propias de este pueblo vallisoletano. Aunque hay algunas contradicciones. No sé en qué orden publicaré las entradas, pero como puede que ya sepáis, también he visto bastante del anime que tenía aquí. De 5 películas y 10 capítulos, he visto 3 y 10 respectivamente. Es más, en cuanto acabe esta entrada planeo, si no acabarla del tirón, al menos empezar la entrada-análisis de uno de los largometrajes de los que os hablaba. También he jugado un poco, no tanto como hubiera querido (Os he contado ya lo de la Wii, ¿no?) pero no puedo quejarme: le he dado un repaso al Kingdom Hearts 358/2 Days, he acabado el Blanco, conseguido dos medallas más en el Esmeralda, empezado el Mario y Luigi 3, avanzado bastante en el Dragon Ball Attack of the Saiyans, entrenado bastante en el –no os lo perdáis– Cristal y Amarillo y bueno, como curiosidad, he gastado el tiempo de juego que me quedaba en el Plants vs Zombies de PC. Algo más habré jugado, pero mi memoria es frágil. Para los que me consideráis monotemático (Y con razón, yo también lo haría…), no, no he jugado a Inazuma Eleven.

Pero claro, no sólo de manganime vive el hombre. Y estando en el pueblo he aprovechado para hacer algunas cosas que no tengo tan a mano el resto del año, que si no me sé de más de uno que me pegaría por estar pegado a cosas de éstas todo el santo día. Y es que aunque en el momento no lo parezca acaban por surgir bastantes cosas que hacer. No todas son todo lo divertidas y amenas que uno quisiera, pero el milagro del crecimiento me ha permitido POR FIN poder elegir quedarme en casa (aunque realmente se acababa traduciendo en sacar al perro a dar una vuelta) en vez de hacer varias de ellas. Cosas como ir a visitar a gente a la que sólo veo una vez cada 8 años y esperan que recuerde y quiera como a conocidos de toda la vida, vagar por el pueblo sin siquiera ver la zona que desconozco (básicamente sólo he ido a la zona alta con el perro en toda mi vida) o tener que soportar a viejas amigas/conocidas/personas al azar que nadie realmente frecuenta de mi tía, mi madre o mi abuela que me digan que he crecido un montón. JODER, ME VISTE CUANDO TENÍA 6 PUTOS MESES, POR COJONES TENGO QUE HABER CRECIDO EN 17 AÑOS, SO BURRA. (Disculpen mi impropio vocabulario, señores.)

Volviendo ya a la parte agradable, puedo decir que he ido a la piscina con bastante asiduidad aunque la cerrasen durante las fiestas, comido chocolate con churros en las fiestas aunque no haya ido a ellas realmente (Creo que también os hablé ya de los canis de pueblo, así que podéis imaginaros el panorama…), he dado largos paseos con el perro bajo un Sol de just- –qué coño digo, soy de Bilbao y a mí el Sol no me afecta porque soy un semidiós, cagüenriau–, me he bañado en el río (Sólo hoy, vale, pero con el perro, que ha “aprendido” a nadar. Al menos nunca lo había hecho antes, ya me entendéis…), llamé a Mery un día desde las cercanías del cementerio, he ido a la ermita incontables veces ya que el paseo hasta allí es bastante agradable, he explorado las inmediaciones del pueblo a las que no me llevan por ser técnicamente callejones sin salida en su mayoría, me adentré en un bosque cercano… La verdad es que es bastante más entretenido de lo que pueda parecer, me he pasado tardes enteras de un lado para otro, listo para volver a casa, cansado, cenar, ver la tele (He visto mucho Dos Hombres Y Medio y Cómo Conocí A Vuestra Madre, me encantan xD), tirar de los vicios antes mencionados y dormirme a las tantas.

Aunque no todo ha sido felicidad en Pueblolandia. Mi torpeza innata y el hecho de no ser 100% bilbaíno (YO TE MALDIGO, PÁTER, POR QUÉ LECHES ERES DE SALAMANCA) han hecho que mi parte mortal aflore en ciertos momentos. Mis labios ultrasensibles, lo que podríamos considerar el talón de Aquiles de mi divinidad vasca, se “jodieron” tras el primer día de piscina –quizás por las cantidades de cloro, que podrían matar a un caballo– y han tenido altibajos en lo que a salud respecta. Ahora los tengo bastante bien, pero ha habido días horribles. No sólo eso, sino que me resfríe ligeramente en un cambio de temperatura gordo que hubo. Por suerte, mis células vascas actuaron y, tras un día de mucosidad casi efervescente, me encontré perfectamente, con la nariz totalmente despejada, y tan sólo con algún estornudo eventual, digamos que unos 3 al día y todos de una vez, generalmente mientras paseaba con el perro, y es que el Sol me pica en la nariz. Por último, lo más doloroso: un chocolate calentado hasta el punto de ser digno formar parte del más incandescente de los ríos de lava del Averno (por parte de mi tía, cómo no) fue vertido en mi mano, calcinándome los dedos índice y corazón de la mano derecha al instante. Esto sucedió el sábado, a altas horas de la madrugada, cuando mis padres y mi tía volvieron de tomarse unas copas por los baretos de la zona. El prendido de mi extremidad, que ocurrió sobre las 4 y cuarto de la madrugada, y digo que era sábado porque técnicamente ya lo era, me enrojeció e hinchó los dedos, que aún siguen así, aunque con algunas ampollas, la mayoría reventadas por el paso del tiempo y la ligera ayuda de las caudalosas aguas y corrientes del río Duratón. El dolor, que no hacía más que intensificarse aquella noche, se extendió en lo que parecía una agonía sin fin, que traté de aliviar con una mano dentro de un balde lleno de agua, ya que tal acto me alivia sobremanera. Sin embargo, comprobé que no conseguía dormir. Decidí bajar a la sala, poner la tele y confiar en nada que no fuera mi propio cuerpo y su capacidad de regeneración para solventar mi dolor, visto que ni pomadas ni ¿pasta de dientes? aliviaban mi dolor en absoluto. Aguanté como un jabato, puse la mano en alto, apoyándola en el sofá, me acomodé en el mismo y, viendo Titeuf, sólo sé que la última vez que miré el reloj eran las 6 y media. Desperté alrededor de las 9, no había nadie despierto (Bastante extraño puesto que mi abuela madruga que da gusto) y, viendo que aposté por la carta correcta al no notar nada de dolor en mi mano excepto cuando toqué la herida, decidí volver a ese dulce lugar llamado mi cama, donde Morfeo me mantuvo en sus garras hasta sobre las 3 del mediodía. Y qué bien dormí, leches. Como dato curioso, la noche del jueves oí gritos en la calle. Por el tono y el tipo de aullido, las únicas opciones son o que un tío estaba apretando de lo lindo intentando cagar en la acera o era Goku tratando de convertirse en Super Sayan. No había mierda en la calle, por lo que supongo que el guerrero del espacio vino a hacerme una visita. O eso o el tío iba estreñido.
Vaya, ha sido un tocho bastante largo para decir que me quemé la mano y que al día siguiente ya no dolía. Oh, se me olvidaba un hobby que he practicado bastante: he dibujado hasta que me han sangrado las manos. Literalmente; dejé de dibujar cuando no pude sujetar el lápiz sin que doliera, por la quemazón y eso, ya sabéis. ¿A qué he dedicado tanto rato? Bueno, me propuse un ¿reto? Al menos me pareció curioso: tengo ya bastante “experiencia” dibujando personajes de Inazuma Eleven, y decidí… cosplayearlos. (De ahí que no haya jugado, el dibujarlos ya era bastante… Supongo.) En efecto, Endou, Handa y Fudou (Mark, Steve y Caleb para los que como yo los conocemos por el nombre inglés) se han convertido en Geo Stelar, Eco, Kenshin o Layton entre otros. Cuatro cosplays para cada uno, ahora que lo pienso. Además, he seguido el proyecto de Pokémon lo mejor que he podido sin referencias, aunque bueno, no tengo a demasiada gente que me ayude así que tampoco importa.

Y esto es básicamente en lo que he pasado estas últimas 2 semanas. Un estilo de vida relajado, una tía que mucho critica y poco hace, un pueblo de viejos que me dicen que el perro está gordo (JODER, LE TUVE QUE CASTRAR, Y LA TESTOSTERONA QUE DEJA DE OBTENER LA SUPLE CON GRASA, CUALQUIER VETERINARIO OS LO DIRÁ) y largos paseos son lo que recordaré de estas vacaciones a las que hemos recurrido por no tener pasta para irnos a un hotel de un lugar de playa. No es que no me guste, pero bueno… ¡No me gusta hacerme la cama de vacaciones!
 
Por cierto, el equipo con el que superé la Liga de Teselia fue: Samurott (Épsilon), Grunpig (Perlado), Charizard (Superfuego), Salamence (Guiverno), Raichu (Sin mote, es el Pichu Variocolor que regalaban por Wi-Fi y no lo deja cambiar D: ) y Armaldo (Fosilín). Ale, criticadme diciéndome cosas como “usar Pokémons traspasados es trampa” (los pasé a bajo nivel excepto a Salamence y casi no lo usé, preguntadle a Sheizen), “ya podrías haber usado Pokémons de la 5ª generación” (luego decís que no molan) o “menuda mierda de motes” (…Pues tenéis razón…), que sé que, aunque sea por puro vicio, os mola hacerlo. Como a todos.

salu2!

2011/09/14

¿En qué leches ando metido? (II)

Indefinidos.
¡Buenas, señores, señoras e indefinidos! Escribo esta entrada en el Word durante mis dos semanas de estancia en éste mi pueblo, Canalejas de Peñafiel, allá por tierras vallisoletanas. Concretamente, hoy estamos a día 15 de agosto, siendo ahora mismo las 15:30 h exactamente. Toma castaña, en dos días y 30 minutos se autopublicará mi análisis acerca de la segunda película de Naruto... Y cuando vuelva no tendrá un solo comentario. Puede que ni lo haya leído nadie, que si no lo anuncio en Twitter parece que no existe (Y si lo hago tampoco…). Aunque claro, cuando leáis esto la entrada ya estará disponible, ya que en este pueblo lo más parecido que hay a una conexión Wi-Fi es la cobertura del móvil, y sólo la hay en el polideportivo y en el cementerio. Tócate los huevos, como para hacer una llamada nocturna: uno de los sitios se llena de canis de pueblo (Subespecie autóctona de los canis regulares que no llevan oros ni ropa de Naik pero que tienen la misma escasez mental que los que todos conocemos) y el otro lleno de a saber qué, pero nada que el chache quiera descubrir… aún. Aunque probablemente haré alguna llamadita cuando mi desesperación por no tener contacto con la realidad llegue a límites críticos. Pero vamos a lo nuestro, que ya sé que mis andanzas no os interesan en absoluto. Bueno, ni mis andanzas ni nada de lo que tenga que decir, pero me lo paso chachi pistachi contándolo. Ahora bien: ¿en qué leches ando metido aquí para evitar morir de un ataque de aburrimiento?


Teeeeeeele.
Empezaré por la parte animada que sé que os mola. En la tele veo lo que buenamente me dejan (Somos 5 personas y aquí el que menos manda soy yo, y por supuesto el que recibe todas las críticas de mi asquerosa y perturbada tía solterona, que a falta de algo mejor que hacer critica todo lo que hago, pensando quizás que no la oigo cuando está gritando en el patio y yo estoy en la habitación contigua con la puerta abierta. Pues muy bien, señora hija de la grandísima puta sin intención de ofender a mi queridísima abuela, diga usted lo que quiera.) y cuando no, pues echo mano de algo de lo que me bajé. Ahora mismo en el ordenador tengo películas y anime, amén de cosas grabadas de la tele que voy viendo poco a poco. Profundicemos en ello.

Causa del fallecimiento: Muerte por monosidad.
Uno de los animes que tengo aquí –no entero, sólo 5 capítulos, que tengo un sistema bastante curioso para estas cosas- es Sakura, Cazadora de Cartas (Card Captor Sakura para los puritanos) ya que si no una bella jovencita cuyo nombre empieza por M y acaba en aría Jané me cortaría los huevos cosa mala, que debe de ser un sacrilegio no haberla visto. De momento llevo dos capítulos, y bueno, parece un magical shojo que incluso busca serlo, ya que la amiga de Sakura parece saber mucho de ellos y quiere endosarle trajecitos, poses chachis y demás parafernalia. No está mal, se hace ameno verla y eso, pero aún espero que me ofrezca algo más que simples batallitas contra bichos con un argumento de estilo Power Ranger, que vendría siendo Prota con problemas en su vida diaria -> Aparece malo  -> Ganamos al malo -> Vivavivaviva -> Solucionamos problema.

Pues a mí me mola.
También tengo unos pocos capítulos bajados de la decimoprimera temporada de Pokémon. Sí, voy con retraso, lo sé. No he empezado a verla, pero no sé si será por la versión que bajé o qué pero trae el opening de la 10ª temporada. Sería una pena que no hubieran puesto uno nuevo… Empezaré a ver la serie cuando me vea alguna de las pelis que tengo por aquí también, de las que hablaré a continuación, pero que sepáis que tengo ganas de empezarla.

Naruto en la tercera peli me cunde un puñao.
Las películas son básicamente la primera y tercera de Naruto y las películas 1 y 2 de la saga Diamante y Perla de Pokémon (Dialga vs Palkia vs Darkrai por un lado y Giratina y Shaymin por el otro, para que os situéis), todas en inglés, por aquello de que no se me olvide el idioma en estas dos semanas. Por si acaso tienen subtítulos, pero es que yo soy muy cortito e igual no me da el cerebro para entender palabras. He de decir que con lo que me moló la segunda tengo ganas de verme las otras de Naruto, y las de Pokémon, bueno, en general son buenas así que démosles una oportunidad.

Hablemos ahora de la lectura, ese recurso que tanto estoy sobreexplotando ya en el tercer día de mi confinamiento. He traído un poco de todo: libros, manga, cómics y revistas. Hasta tengo un libro bajado en el PC, ¡y eso que odio leer en él! [Ya llevo media hora escribiendo, soy más lento que el caballo del malo LOL Pausa para tomar postre que me he quedado con algo de gusanillo… Vuelta a las 4 y 23, ha habido más inconvenientes de los esperados. En fin.]

Las portadas simples cholan las que más.
Empezaré por los libros. Ahora mismo estoy leyendo un libro en euskera, Coca-cola Erdi Aroan (Coca-cola en la Edad Media para los mortales). Tiene un argumento inicial simple, pero me está encantando, si bien echo un poco de menos no haberme traído el diccionario, que con los arcaísmos hay veces que no te enteras bien de por dónde te pega el aire. Trata sobre un par de chicos que, mediante un túnel que no aparecía en un ningún plano de una cueva que van a explorar, se encuentran a ellos mismos en el siglo XV, en el mismo punto donde estaban pero cientos de años antes. El protagonista deberá reunirse con su amigo y buscar la forma de volver a su época, no sin antes ser tachado de brujo e intentado sacrificar, adorado como a una divinidad por un joven de aquellos tiempos o aliviado con misteriosos medicamentos (Aspirinas) el horrible dolor de cabeza de un poderoso rey. Muy bien planteado y absorbente. Así sí se escribe, así .

Además, tengo también otros dos libros por empezar, uno en castellano y otro en euskera, pero no puede decir gran cosa de ellos salvo los títulos: Migel Strogoff (Sin U, que es en euskera) y Asesinato en la Biblioteca. Espero que me molen o me voy a morir del asco…

Pasemos a las revistas que es corto de contar. Tan simple como decir que me he traído “Nintendo Acción”es atrasadas y que ya me he leído un especial de Zelda que traía una de ellas. [Pausa a las 16:32 para sacar al perro y deje de chillarme en la puta oreja .___.]

Me he leído éste.
[Vuelta a las 17:37, qué calina cohone'] Respecto al manga, me he traído un poco de todo, aunque aún no he empezado a leer nada. Tomos sin tocar de New UFO Baby o FullMetal Alchemist se cuentan entre estas filas, pero de ellos ya hablé así que pasemos a los nuevos:
Detective Conan Especial es una serie manga paralela a Detective Conan, pero con casos diferentes, escritos y dibujados por los alumnos del maestro Aoyama. Son guiones tan buenos como los originales y el arte es también genial. Si la saga original se os queda corta (Si es que eso es posible) esta es una opción sobresaliente. Actualmente voy por el tomo 5 si bien me he agenciado y leído ya los tomos 10, 11 y 12, que los vi en pack de oferta en la feria del manga y no me pude resistir.

Volumen 1. Goza cantidubi.
También me he traído Soul Eater. Voy poquito, pero la verdad es que me llama mucho. Un arte muy bonito y detallado, junto con la personalidad de Soul, hacen que me quiera leer todas las aventuras de estas extrañas parejas constituidas por segadores de almas y armas vivientes. Además, tiene un sentido del humor que incluso ralla lo macabro, y eso me mola. ¿Habéis visto esa Luna? Brutal.

Volumen 2.
Por supuesto, también me he traído un tomo de Shin-chan. Son volúmenes pequeñitos, pero la risa está asegurada tanto como con el anime. Y además, por un precio de risa. Son todo historietas que a lo sumo ocupan 2 o 3 páginas, pero molan cantidubi. El manga tiene un aura más adulta que el anime, aunque es difícil de explicar ya que Shinnosuke es tan cafre como en la serie de televisión. Es algo que debéis leer para comprobar.

Portada japo de Lost Universe.
Por último, me he traído el primer tomo de Lost Universe. Empecé a leerlo hace tiempo, pero el tomo se me extravió y olvidé lo leído para cuando lo encontré, así que he decidido recomenzarlo. Lo que recuerdo es una serie que me recordaba bastante a Reena y Gaudi (o Slayers), pero ambientada en el espacio. Bastante divertida y emocionante, en su día me pareció una buena apuesta, pero tengo que releerla antes de poder pronunciarme más abiertamente. Sin embargo, sólo son 6 tomos bastante finos y en general parece que baratos, ¡no perdéis nada por echarle un ojo!

Pasemos ahora a los cómics. Sólo he traído un par, y es que mi colección no da para mucho más, pero me gustan bastante. Veréis, además, que soy algo monotemático.

The Spectacular Spiderman, 68
El primer volumen de cómic que he traído es Spiderman 5, tomo recopilatorio de varios volúmenes de The Spectacular Spiderman. Es un dibujo que a veces deja un poco que desear en el apartado del color, pero las historias molan. En la última que leí, que fue el sábado, Spiderman debía salvar a Capa y Puñal de un remodelado y robótico Cabello de Plata, antes decrépito viejo traficante de drogas convertido en arma de destrucción y corroído por la sed de venganza hacia los jóvenes.

El segundo volumen es un tomo único, y lo que pone en la portada es Spiderman / X-Men, así que ése debe de ser el título. Con un dibujo mucho más currado, El Hombre Araña y la Patrulla X deberán combatir a un enemigo común. Las peleas molan, si bien me gustan más cómo se plantean las del Spiderman original. Corcho, parezco hasta un profesional del tema hablando así.

Pasemos al tema de los videojuegos, si bien no puedo tener los que quisiera ya que mi torpeza ha hecho que me deje el cable euroconector de la Wii en casa, haciendo que sólo me quede la DS (y bueno, la GBA…).

DALE RAYQUAZA
Ando jugando a Pokémon Esmeralda, pequeño tributo al colega Blareot aquí. Hoy mismo he terminado de recuperar el equipo que tenía antes de borrar el juego, que transferí los Pokémons al Rubí y fui pasándolos de nuevo a la nueva partida. Ahora mismo estoy en Ciudad Malvalona, espero que a punto de enfrentarme al líder de gimnasio, aunque acabo de llegar y no podría asegurarlo. El juego mola como siempre, aunque intento disfrutarlo más que la última vez, que lo jugué como un crío pequeño y no hice nada a derechas, quedándome una partida chufa que no quería para nada. Pues ale, borrón y cuenta nueva.

Los caracteres japo molan.
También tengo intención de acabarme el Pokémon Blanco (en lo que a Liga Pokémon se refiere) en cuanto consiga la 4ª medalla del Esmeralda. Es un juego que me ha encantado, y debo darle desde aquí las gracias al colega Sheizen por ayudarme a conseguir el equipo que quería desde el principio en vez de esperar hasta el final del juego, transferir los Pokémons y entrenarlos desde 0 con los Pokémons salvajes y los pocos entrenadores que hubiera. Me ha parecido un juego muy original y con historia enganchante, pero ya hablaré de eso más detalladamente en el análisis. Por ahora, sólo puedo recomendároslo encarecidamente.

TEEEEENANT
Y poco más hay que contar, es que me dejáis sin temas, traidores. Yo aquí ando, muriéndome de calor y de aburrimiento a ratos, aunque voy combatiéndolo con piscina, estas cosas que os acabo de relatar y el simple hecho de ser de Bilbao, que ya ayuda bastante. Veo Doctor Who en la tele, Los Simpsons, ya sabéis, estas cosas con las que doy tanto la turra. Además tengo Inazuma Eleven grabado, así que no se me va el hype ni a putas patadas. Qué vamos a hacerle, SI ES QUE SOY UN TROLASO Y ME GUSTA EL PEDASO.

Ale, que os cunda la estancia sin mí, aunque para cuando leáis esto ya estaré allí de nuevo. Una pena. Para vosotros. :B

salu2! [Acabado a las 18:07]

2011/08/31

El Dios del Nuevo Mundo: Death Note (Películas de imagen real)

¿Qué se puede decir de Death Note que no se haya repetido ya hasta la más absoluta saciedad? Brillante, apasionante y hasta macabra son palabras que describen muy acertadamente este manga y anime del autor de la ahora muy popular Bakuman. Tal era (¡Y sigue siendo!) su popularidad, que el autor no se limitó a los 12 tomos del manga, y los estudios mucho menos. Novelas ligeras, guías, un decimotercer tomo especial, un episodio 0 y un especial llamado Re: Light se cuentan entre las filas de las producciones relacionadas con Death Note. Sin embargo, hoy vengo a hablaros de la versión quizás menos conocida de la serie: las películas con actores, los live-actions (O creo que se llaman así, pero no soy un experto…). Death Note y Death Note 2: The Last Note relatan, al igual que Re: Light, los hechos de la obra, si bien al contrario que en la recién mencionada versión resumen animada, las películas nos cuentan la versión manga. Si sólo habéis leído el manga o visto el anime sin haber catado el otro, os diré que deberíais, ya que los finales son diferentes. Y ambos molan un puñao.

Póster/carátula/imagen promocional/coso de la primera película.


Si no conocéis Death Note, la historia se basa en un joven llamado Light Yagami, el mejor estudiante de Japón, que un día, aburrido de la monotonía de su vida diaria, encuentra un objeto que le sacará de su rutina. El ítem en cuestión es un Cuaderno de Muerte, propiedad de un shinigami (Dios de la Muerte) llamado Ryuk, que lo dejó caer a La Tierra voluntariamente para animar también su nada emocionante vida y presenciar los acontecimientos que pudieran sucederse estando un arma tan diabólica en las manos de los humanos. Al comprobar Light que todo persona cuyo nombre que quede escrito en el cuaderno muere y conocer al shinigami, Light decide librar al mundo de las malas personas y convertirse así en el Dios pacificador del nuevo mundo. Sin embargo, los asesinatos son siempre asesinatos, y la policía tratará de capturar a Kira, apodo que el pueblo le pone al asesino en cuestión (Proviene de la palabra inglesa “killer”.). Así, la policía contará con la ayuda de L, un joven y huraño detective cuya ayuda fue esencial en casos del pasado.

Póster/carátula/imagen promocional/coso de la segunda película.
Death Note no es sólo un manga: es una historia que plantea una seria duda moral: ¿es lícito matar a un individuo en pos de ayudar a todos los demás? En este duelo de conciencias, L y Kira son los extremos opuestos. Kira asesina a gente de mala calaña porque cree que el mundo será un lugar mejor sin gente de esa clase. Por un lado, es un pensamiento lógico que sin gente mala el mundo será mejor, pero la ética, que en este caso se llama L, no opina lo mismo. Según ese extremo de la teoría, todo el mundo merece vivir, sean cuales sean los pecados que haya cometido en vida. Según él, la muerte no es algo con lo que se pueda jugar tan a la ligera como lo hace Kira, y ése es el principal motivo por el que describe a Kira como a “un niño”, seguramente. Es difícil de explicar, pero si os empapáis de la historia os daréis perfecta cuenta de lo que hablo en este pequeño párrafo.

Mirad cómo mola Ryuk...

Hablando ya de la versión con actores, he de decir que me ha gustado que el doblaje sea el mismo que el del anime, al menos en la versión española del film. Sabéis que soy un hombre de pocas luces y que no distingo una buena actuación de un churro, pero me gustó la actitud relajada y terriblemente fría que demuestra el actor que hace de Light en todo momento… excepto cuando es necesario que no lo haga. Ya sabéis, es como Superman, no pueden descubrir su identidad, así que no puede actuar como un sanguinario asesino a tiempo completo al igual que Spiderman no se pone a lanzar telarañas cuando le sale del níspero (O, ya tirando de frikismo, de la misma manera que Sakura no va usando sus poderes Clow sólo porque le apetezca…). Si bien Light era brillante, no puedo decir que me gustase la actriz que hacía de Misa. Lo primero: no es rubia. Y Misa de toda la vida de Dios ha sido rubia. Segundo, es una ídolo de masas, una tía potentorra que todos los hombres quieren hacer suya. Y esa tía lo único que ponía era de mal humor, coño. Que vale que sea raro encontrarse una japonesa rubia, pero dudo que no tengan tintes ni pelucas…

...y mirad como suckea Misa-misa. UGH.

Hablando ya de lo “anormal” de la saga, me encantó como lucen Ryuk y la demás tropa Goofy de los infiernos. Están creados por ordenador, pero todos los personajes interactúan fantásticamente con ellos, cosa que se puede decir en contadas ocasiones, y eso que no soy nada cinéfilo… Algo que no siempre queda muy bien son las muertes. Para los conocidos y ajenos, recordaré que la muerte estándar es por paro cardíaco o ataque al corazón, y no es fácil fingir eso. Algunos asesinatos quedaban muy forzados, pero en fin, como ya he dicho, la muerte no es algo sencillo de representar.
Respecto a la fidelidad con el original, en total son 4 horas de saga cinematográfica, así que algo había que recortar, aunque lo que han dejado me ha parecido bastante acertado, y si bien no recuerdo la historia con todo detalle, no me ha parecido que haya nada que debería estar y falta, ni nada que hayan metido con calzador en la película como nexo rápido para no meter la historia entera. Y es que, si bien Death Note es genial, hay mucho que no es realmente necesario. Como en muchos mangas, supongo. Los personajes se parecen bastante a su yo real (Menos Misa-misa, por supuesto… DIOS, ESOS PIÑOS HABRÍA QUE ENCERRARLOS BAJO LLAVE.) y se les reconoce perfectamente, tanto por su apariencia como por su actitud, y en nuestro caso, también por la voz.

¡Y L da casi tan mal rollo como en el animanga! ¡VIVA!

En definitiva, Death Note y Death Note 2: The Last Note son una fiel y muy acertada adaptación al cine de imagen real de la saga de Ohba y Obata, si bien hay algunos detalles que desentonan. Además, la versión española han sido muy cuidada, así que no hay excusa para no echarles un vistazo tanto si ya conoces la saga como para empezar a introducirse en el mundo de los Cuadernos de Muerte. A ver si aprendes cómo se hacen las cosas, Dragon Ball Evolution.

Ficha técnica:
Título: Death Note / Death Note 2: The Last Note
Categoría: Cine - Live Action
Género: Terror, Shonen
Año: 2006
Guión: Tsugumi Ohba
Duración: 2 horas por película aprox.
Estudio: NTV, Warner Bros.
País de origen: Japón

Lo mejor:
-Una fiel adaptación del universo Death Note a la gran pantalla.
-La excelente actuación de Light.
-Lo bien que lucen los shinigamis y el hecho de que se note que se lo han currado.

Lo peor:
-Misa. Si esa es una sex-symbol yo soy Míster España. Y no lo soy, os lo aseguro… D:
-Se puede hacer muy pesado de ver tanto Death Note si ya has visto/leído el original y Re: Light… ¡Podríamos considerarlo hasta una sobredosis! (?)

Nota: 8,5 (SÍ, MISA-MISA LE HA BAJADO MUCHO.)

2011/08/30

Memorias


Dios, esto es frustrante. Éste es solamente mi quinto día aquí y ya estoy muriéndome de ganas por volver. No es que este sitio sea malo, ni mucho menos – ¡me encanta mi pueblo! Pero las posibilidades aquí son, como poco, reducidas. No sólo eso, sino que además parece que no esté de vacaciones. Curro más aquí que en casa, y mis padres igual. Una casa más grande exige más trabajo, obviamente, pero coño, no tenemos que limpiar TODOS los días. Lo dicen mi padre y mi madre, pero es que mi abuela y mi tía son muy tiquismiquis, cada una a su manera. Mi abuela, obsesionada con que puede venir alguien y tiene que estar todo limpio, y mi tía, obsesionada con que soy un vago y tengo que trabajar en la casa. Y mientras tanto, ella tirada en el patio, con su Kas Limón, haciendo gala de una vagancia inusitada en alguien tan tocahuevos con la limpieza como ella. Hipócritas, hipócritas everywhere.
Tampoco es que esté exento de placeres. Tengo anime, películas, lectura, televisión, videojuegos… Y eso sólo en casa, que también han abierto una piscina hace poco y hay largos trayectos -con pocas sombras-  para andar con el perro, es más, acabo de venir de un paseo de 12:00 a 14:00 donde he chupado Astro Rey como un girasol. Pero claro, no me puedo pasar el día en la piscina ni paseando al perro, y cuando me aíslo para hacer mis cosas es cuando vienen las críticas. De mi tía, cómo no. El otro día me llamó de todo pensando que no la escuchaba, creo recordar que ya os conté algo. Vago, inútil, idiota, “pegado a la maquinita”, asocial, inculto, desagradecido y otros proyectiles semejantes se sumaban entre las joyitas que me lanzó. Mi madre me defendía, pero la muy zorra de mi tía negaba todo lo habido y por haber. Querida hermana de mi madre: estudio y trabajo; ayudo a mucha gente y hago muchas cosas; me pego a la maquinita porque no me das conversación, te limitas a hablar tú y esperas que te escuche sin rechistar; tengo más amigos lo del que tú jamás has tenido, solterona amargada; si te metieran en la cabeza todo lo que yo sé te estallaría, aunque sólo fuera sobre cómo escribir; si llamas desagradecido a que me ofrezcas un plátano y te diga que gracias pero que no me apetece, tienes un grave problema de valores; y puedo seguir sacando contrainsultos tanto tiempo como quiera, pero mis padres me han enseñado a ser educado y a no hablar de un modo poco ético y mucho menos hiriente con gente a la que debo respeto por quienes son. Aunque no lo merezcan.
Dejaré a mi tía un rato que me enciendo demasiado. Os hablaré ahora de las dos (ahora tres, como ya leeréis) plagas de este pueblo. Muchas veces me preguntan si no tengo amigos aquí. Y no, no tengo. Ni los quiero. Hasta hace unos años, los grupos sociales eran dos: los mayores de 40 y los menores de 8. Esto teniendo yo unos 12 ó 13 años. Ahora ha aparecido un tercer grupo debido a que están “modernizando” los edificios y nueva gente viene. El grupo de los que vienen de Peñafiel, el centro neurálgico ciudadano más cercano. Y como en todas las ciudades, hay canis, canis que ahora han venido a tocar los huevos al tranquilo pueblo de Canalejas. Pero estos canis han sufrido una mutación. Se han convertido en canis de pueblo. Una versión igual de inculta que los canis normales, pero con un habla diferente y sin oros ni maquillaje excesivo. Parecen gente normal a simple vista, ¡pero no os dejéis engañar, es un camuflaje! Cual camaleón confundiéndose con el color del entorno al que están adaptados, los canis de pueblos no se distinguirían de personas normales si no fuera por sus hábitos. Se adueñan de una zona, generalmente con muchos bancos, y hacen allí sus ilegales litronas y botellones varios. Avanzan en grupo, como una piara de repugnantes cerdos, lanzándose sobre aquél que ven desprotegido y minándole la moral, cuando no el contenido de la cartera. Es una especie a estudiar, si bien nadie quiere acercarse demasiado a ellos. Y, como comprenderéis, queridos colegas, no quiero juntarme con gente así. Los renacuajos que andan aún en las charcas no pueden jugar con una rana joven, y los sapos adultos van demasiado a su bola. Ergo, me encuentro sólo. Pero tranquilos, estoy acostumbrado a ello.
Guau, ¡qué a gusto me he quedado, coña! Me he desahogado cosa mala, hasta me cae mejor mi tía y me preocupa menos la gente. Creo que si vuelvo a frustrarme escribiré alguna otra entrada como ésta. Aunque bueno, supongo que vosotros las podréis leer todas a la vez. Me despido por esta vez. ¡A cascarla!

Salu2!

2011/08/17

La fuente de toda vida: Naruto - La leyenda de la Piedra de Gelel

Aah, Naruto. Ese chico con nombre de complemento para ramen por Dios sabe qué razón, que se multiplica que parece una calculadora descontrolada y que Rasenganea mosquitos por diversión, amén de dar nombre a uno de los complejos otakus más odiados del panorama: el narutard, que vendría a ser el "sangre sucia" del mundo japonés. Pero no estamos aquí para hablar de mí o de lo iletrado que yo sea en esos lares (¡Creo!), estamos aquí para leer un tochaco que a nadie interesará acerca de la segunda película de Naruto, titulada La leyenda de la Piedra de Gelel. Por si no habíais leído el título del artículo, que os conozco...

Carátula de la versión americana del DVD. Para que os cosquéis de lo que pone, principalmente.
¿Qué nos relata la película? Bueno, como de costumbre, Naruto está en una misión, esta vez acompañado por Sakura y Shikamaru. La misión es simple: encontrar un hurón perdido y llevárselo a su dueño. Pero claro, eso no da para una película, así que de golpe y porrazo, tras localizar y cazar al colega escurridizo, unos extraños hombres atacan a nuestros amigos, junto a un chico que posteriormente sabremos que se llama Temujin. Naruto se enzarza en un combate con él, con tan mala suerte que el torpe de los cojone pobre de él se cae por un precipicio junto a su rival. Por suerte, una caravana les recoge y les cura. Al ver Temujin el increíble poder de Naruto (del cual se extraña al saber que es chakra), le lleva ante su maestro, Haido, que busca crear un mundo utópico. Pero, al acompañar a Temujin a una misión, Naruto se encuentra con Kankuro, que le dice que Temujin y los suyos atacaron el País del Viento la noche pasada. ¿Quién es Temujin, de dónde sale su poder si no es del chakra, y cuáles son exactamente las intenciones de Haido? Éstas y otras preguntas se resuelven a lo largo de los aproximadamente 100 minutos de film.

La murciégala ésa dice "Adiós". En serio.
También es interesante mencionar que, si bien Temujin es el mayor aliado de Haido, no todo se queda ahí: la mujer vampiro que veis arriba, junto a otras dos "femmes fatales", se lo pasarán chachi piruleta porculeando a nuestros personajes una vez se ponen en contra del falso maestro pacificador. Hay batallas muy épicas, como comentaré más adelante, y son todo un deleite de admirar. Eso sin dejar de lado que aparece Gaara. Y Gaara mola.

Aquí tenemos a Haido, el maestro de Temujin. ¿Qué tramará...? Yo ya lo sé, pero os tocará descubrirlo a vosotros :D

Hablemos un poco de ese tema tan espinoso llamado "apartado técnico". No lo llamo espinoso porque sea malo, sino porque ya sabéis que se me da mal hablar de ello. Sin embargo, he de decir que me llamó la atención lo bien que lucían las escenas de lucha rápida de todos los personajes. Tanto Sakura como Naruto dan saltos increíbles, hacen acrobacias desafiando a la gravedad y golpean con dureza con la misma calidad, cosa no muy habitual en el anime, donde sólo unas pocas batallas destacaban, y eran casi todas de Naruto a solas. La banda sonora es amena, pero no le haría un especial hincapié. No me disgustó pero tampoco me llamó la atención especialmente. Dejémoslo en que cumple, entonces... Y bueno, ya si nos ponemos tiquismiquis, diré que el doblaje inglés me moló. Tuve que verla en el idioma de Shakespeare porque no está doblada al español (Una pena...), pero en fin, lo que no te mata te hace más fuerte y yo sigo aquí. Al menos practiqué...

He aquí la Piedra de Gelel. No creo que sea un spoiler.
No lo he mencionado, pero la película me mantuvo enganchado a la pantalla de principio a fin... salvo cuando Temujin lleva a Naruto a ver a su maestro. (No es que sea una parte mala, es que estaba algo soñoliento y se me cerraban los ojos, pero lo arreglé con un poco de agua en la cara.) La película nos ofrece combates geniales (Como ya he dicho, con una animación espectacular), ingeniosos -recordemos que hablamos de Sakura y Shikamaru- y con técnicas nuevas y asombrosas, utilizando poderes a los que Naruto nunca podrá volver a echar mano. Porque digamos dejan de existir y tal pascual. Es que este chaval jode lo que toca, macho... (xD) El argumento en sí también mola aunque es un poco confuso a veces. O quizás sea mi inglés (O QUE SOY TONTOLCULO), pero de todos modos me costó un poco atar algunos cabos. En fin.

Temujin haciéndose el guay con su navajilla. Oh God.
Resumiendo, este segundo largometraje de Naruto es un must-see para todos los fans (y para los que no, también, qué coño...). Con una historia interesante hasta el final -aunque quizás un poco predecible- y una calidad nada desdeñable, La leyenda de la Piedra de Gelel debería estar entre la colección de "vistos" de cualquier amante del género. Believe it.

Ficha técnica:
Título: Naruto La Película 2 - La leyenda de la Piedra de Gelel (Naruto The Movie 2 - Daigekitotsu! Maboroshi no Chiteiiseki Dattebayo)
Categoría: Cine - Animación manga
Género: Acción, shounen
Año: 2005
Duración: 97 minutos aprox.
Guión: Kawasaki Miyata, Yuka Miyata
Estudio: Studio Pierrot
País de origen: Japón
En España: No

Lo mejor:
-¡Es Naruto! ¡Todos queremos a Naruto! :D (NO LO NIEGUES)
-Historia interesante.
-Gran animación.

Lo peor:
-Algo predecible a veces.
-Un guión un tanto complicado de asimilar en algunos puntos.

Nota:7,5

2011/07/24

Están locos estos egipcios: Astérix y Cleopatra

Nunca había estado demasiado interesado en Astérix, la verdad. Ya sé lo que me vais a decir: "¡Pecador, Astérix es un clásico y hay que rendirle justo homenaje!", "¡Tú no tienes infancia!", "¡Ahora me dirás que tampoco has leído nada del Capitán Trueno...!", y el favorito del público, "¡Los críos de hoy en día no sabéis apreciar la calidad de los clásicos!". Y coño, os diré que tenéis razón. Algo había visto, hasta leído, pero no era algo que me llamase. Es más, jamás hubiera pensado en ver esta película de no haber sido porque la dieron en Boing y por un error la grabé, pero ya que lo hice, decidí aprovecharlo. Y no me arrepiento en absoluto.

Carátula del largometraje.
En "Astérix y Cleopatra", se nos narra la historia de como, por una apuesta entre Julio César y su amada Cleopatra, un arquitecto digamos "absolutamente negado" se ve en problemas al exigirle la reina del Nilo que construya un gigantesco palacio en 3 meses. No hace falta tener grandes conocimientos de historia egipcia para ser que eso era una burrada (Entre otras cosas, porque sigue siéndolo.), por lo que el pobre hombre se ve obligado a pedirle a un viejo amigo que le ayude, siendo este amigo no otro que el ilustre Panorámix, brujo/chamán/mago negro de nivel 74 de la aldea gala donde viven nuestros héroes.

Tal fue el éxito del film que se hizo una versión de éste con actores de carne y hueso, con el genial Gérard Depardieu como Obélix. Amo a ese hombre.

Sin embargo, ya sabemos que Julio César no se caracterizaba por tener un carácter permisivo, y en pos de ganar la apuesta, no se le ocurre nada mejor que la feliz idea de, en lenguaje vulgar, putear al pobre arquitecto hasta que se le quede el ano escocido. El dictador mandará todo tipo de baches a los pies de nuestros amigos mientras corren por terminar el encargo, ya que Cleopatra, que tampoco era todo sonrisas la mujer, ha ordenado que les tiren a los cocodrilos si no gana la apuesta frente a su noviete. Tal para cual, oiga. Nuestros galos favoritos (¡y el pequeño Idéfix, por supuesto!) tendrán que enfrentarse a piratas, laberintos y sabotajes si quieren ayudar a su egipcio colega a salvarse de la más merendolatástica de las muertes.

La adorable Cleopatra junto a su leona bailarina. Creedme, el shock es mayor en la película... xD
He de ser sincero. Me ha encandilado que el doblaje no fuera latino. No oír esas vocecillas sudamericanas en una película del estilo es un placer para mis pabellones auditivos, y eso que la mitad de las películas que da Boing están en ese infame dialecto (Lo siento por los que platiquéis en latino, pero es que no lo soporto. En serio.). La animación es correcta; la película no es precisamente nueva, y lo cierto es que para su edad no está nada mal... Que se mantenga tan bien desde 1968 hace que me plantee que pueda haber sido remasterizada. La música es buena, y las canciones, si bien en francés sin subtítulos, me han gustado bastante (quizás sea porque mi francés está oxidado, quizás porque las voces de dibujos animados son siempre jodidamente raras, pero me cosqué de más bien poco. Más les vale a los de la escuela de idiomas darme plaza para el año que viene o no voy a poder ni saludar ya...).

El de la izquierda es el arquitecto. Al resto supongo que los conocéis...
El film es mucho mejor de lo que recordaba la saga. Entretenida al menos cuando no divertida, la película nos ofrece momentos que hasta a mi me parecen clásicos -o clichés, depende de lo hipster que tengamos el día...-: palizas a romanos y demás gentuza (recordemos que son los malos y que merecen todo nuestro desprecio... desde el cariño.), canciones (¿ya lo he dicho, verdad? Bueno, pues lo repito, que me molaron.), que si bien no son algo especialmente habitual de Astérix y Obélix, sí que lo son de las películas de animación en general, Obélix pidiendo poción mágica como si fuera la única bebida del mundo mientras la gente hace gala de los increíbles poderes que ésta les confiere... Por mencionar sólo lo más típico.

Por supuesto, antes incluso que la película de animación hubo un "BD" de Astérix y Cleopatra.
Tirando a lo escueto, puedo decir que me ha dejado una impresión más que favorable. Con un argumento e historia solamente curiosas y recursos limitados por la época, se ha conseguido un resultado precioso y a la altura de la actualidad. Recomendada a todo el mundo, aunque seguro que los que hayáis crecido con el galo de casco plumífero lo disfrutaréis más. Que les aproveche, señores; yo al menos, repetiré.

Ficha técnica:
Título: Astérix y Cleopátra (Astérix et Cléopâtre)
Categoría: Cine - Animación
Género: Aventuras, humor
Año: 1968
Duración: 70 minutos aprox.
Guión: René Goscinny (principal)
Estudio: Studios Belvision
País de origen: Francia

Lo mejor:
-Totalmente atemporal; es tan buena como lo era cuando salió.
-Se disfruta seas fan acérrimo de Astérix o no.
-¡Doblaje NO latino! *O*

Lo peor:
-Si ya has visto/leído Astérix antes y no te ha gustado, no creo que te guste esta película.
-Que seas un sibarita de la animación; se conserva bien, pero si lo que buscas es un espectáculo visual en Full HD, mira por otro lado en tu tienda/página de descarga de deuvedeses.

Nota: 7,5


salu2! :3